NUEVA YORK._ Con la explotación de los yacimientos de oro en las comunidades Romero y Romero Sur en San Juan de la Maguana, la empresa minera de capital canadiense, GoldQuest, impactará positivamente la situación de cientos de residentes pobres en esas zonas rurales con inversiones millonarias en estructuras de desarrollo físico, programas sociales, educativos, culturales y agropecuarios que transformarán la zona.

Según los estimados de los peritos, GoldQuest, las inversiones no solo cambiarán la presente situación económica y social del área, sino también el rostro de sus habitantes.

Los especialistas que los conflictos de  intereses de sectores y grupos creados para oponerse a la utilización responsable de los recursos mineros descubiertos y certificados en esos yacimientos auríferos  de Romero y Romero Sur, no pueden prevalecer por encima del anhelo de la gran mayoría de los habitantes  que han visto en estos proyectos una gran oportunidad de movilización social y desarrollo de todo el colectivo de la provincia,  sobre todo, cuando la corporación responsable, GoldQuest, ha dado plena  garantía de un respeto solemne a los resultados y  reglas  de las investigaciones y estudios sobre las huellas  medioambientales.


NUEVA YORK._ La minera Gold Quest, impactará positivamente la economía de cientos de residentes con la explotación del oro en las minas Romero y Romero Sur en San Juan de la Maguana. (Fotos fuente externa).

“La beligerancia mostrada por esos grupos que se oponen al desarrollo de la provincia,  que ni siquiera se han preocupado por conocer los detalles técnicos sobre protección del medioambiente que garantiza la empresa  y con argumentos desprovistos de conocimientos,  han estado bloqueando iniciativas como la de GoldQuest, que podrían marcar el antes y después del desarrollo de toda la región sur, especialmente la provincia de San Juan de la Maguana”, dicen los defensores de ambos proyectos.

Indican que la empresa ha explicado hasta la saciedad que  el aprovechamiento de los recursos de Romero y Romero Sur,   serán  desarrollados  de forma responsable, utilizando un moderno sistema de túneles subterráneos que minimiza los impactos de huellas ambientales.

Eso significa que en los yacimientos   se tomarán todas las medidas de prevención,  utilizando tecnología de punta para controlar  el manejo de sustancias  químicas  en las  extracciones, reduciendo a su mínima expresión los estragos  medioambientales, pues no incluye la tala de árboles y el exterminio de la vegetación, como en el sistema de explotación  de cielo abierto.

 

 

Impacto económico de los proyectos Romero y Romero Sur de GodQuest en  el país y  la provincia de San Juan  de la Maguana.

GoldQuest,  hará una inversión inicial de US$160 millones de dólares  que incidirán  inmediatamente en  el presupuesto nacional. El Gobierno central recibirá el 18% de la ganancia neta global de los proyectos, que podrá  utilizar en el aumento de presupuestos de algunos ministerios como el de salud, tal y como hizo el presidente Danilo Medina con el dinero obtenido de la renegociación con la Barrick Gold, que permitió al estado aumentar la asignación del   4%  del presupuesto para la educación, una demanda social  de toda la vida que no se había podido satisfacer por falta de recursos económicos y se hizo gracias a la minería.

La vida de los moradores de las comunidades rurales aledañas a los yacimientos reflejará un cambio cualitativo de inmediato, por ejemplo,   los  caminos vecinales pasarán de condiciones deplorables,  a modernas carreteras construidas por la empresa,  en una extensión de 23 kilómetros. También  se construirán 25 kilómetros de redes eléctricas y de comunicación  que en lo inmediato cambiarán las condiciones  de vida de 400 familias que conforman esos poblados  rurales  que no están provistos de servicios  de energía eléctrica y  telefonía, entre otros.

Las operaciones de GoldQuest  prevén  una inversión inicial, solo en la provincia de San Juan de la Maguana,  de  $473 millones de dólares dentro de la economía local. Esta inversión incluye, además,  343 empleos permanentes y 800  convenios para contratistas durante la construcción de la planta.

En compra de combustibles,  se prevé un gasto de unos $18.6 millones de dólares a distribuidores locales, servicios G&A, TI, inversión directa en  proyectos comunitarios y  escuelas, infraestructuras deportivas, iglesias, centros sanitarios rurales, costos de electricidad, servicios de expedición, logísticas de transporte, suministro y compra a proveedores locales, dando un impulso cuántico a la economía formal e informal de toda la provincia y  región sur.

Se construirán  oficinas operativas en  el casco de la provincia de San Juan de la Maguana,  un centro de formación y entrenamiento de trabajadores,  dejando abiertas múltiples plazas de empleos para los parroquianos locales.

Los municipios de la provincia recibirán el 5% de la ganancia neta de los yacimientos,  recursos más que suficientes   para cambiar radicalmente la vida de todos sus habitantes  desde que  se ponga a operar la mina.